RECUERDOS EN EL ESPEJO

Relato de Marta Gómez Casas

Por esta ventana miro lejos. Veo fuera el mundo que se parte con la lluvia. Hay como una encendida canción en todo lo que toca. Debe oler bien la tierra mojada, aunque ése es un privilegio que casi he olvidado porque respiro muy mal. Me pasa desde lo del ácido. Tampoco veo bien porque me quedé ciega de un ojo …

Pierden los rasgos del rostro, se les borra la sonrisa y muchas se quedan ciegas… en algunos países del sudeste asiático, cientos de mujeres son desfiguradas cada año.

Francisco Magallón – Bangladesh, 2009